martes, 30 de abril de 2013

Lago Hoan Kiem, Hanoi, un placer visual en el Vietnam


Como bien se sabe, Asia, es un continente con una cultura muy diferencia del resto de nuestro planeta. Para presupuesto bajos, una visita al sudeste de la penísula de Indochina nunca viene nada mal encontrándonos así con el Vietnam.

Este país sonará a todo el mundo por su famosa guerra con los Estados Unidos, pero nos vamos a centrar en el turismo vietnamita. Hoy en día es uno de los países de Asia junto a Camboya, donde se ha incrementado de forma muy notoria las visitas gracias sobre todo a los touroperadores.

Ciudades emblemáticas como Hanoi, nunca pueden pasar desapercibidas. Siendo la capital del país, cuenta con más de 1.000 años de historia y visitarla es todo un placer visual.

Los atractivos para el viajero que decide ir a Hanoi, son como una fuente inagotable, así tenemos el Lago Hoan Kiem, en una ciudad congestionada con el tráfico sobre todo motos se hace esencial ver el agua.

Y así tenemos este precioso lago de agua dulce en cuyo interior nos encontramos con un islote en el sur donde observamos la Torre Tortuga, y como no una pagoda a la orilla del lago que se accede por medio del puente Húc (Sol Naciente) de madera roja laqueada.

Puente Húc

Si nos dirigimos al extremo norte del lago podremos disfrutar del templo de Ngoc Son (con la tortuga en una urna de cristal). Asentado también sobre un islote contiene un pabellón, y se accede por medio de una preciosa puerta con dos pilares donde ves el obelisco de 5 pisos Torre del Pincel de Tinta.

Sin duda alguna este lago de la espada restaurada, es un símbolo de esta ciudad que nunca debes perderte. La mayor parte de las atracciones turísticas las encuentras en los alrededores como la ópera de Hanoi o el teatro de marionetas de agua.

Lago Hoak Kiem


Como apunte final si decides visitar Hanoi, su clima tropical hace que la mejor época para ir sea en Septiembre y Octubre.

0 comentarios:

Publicar un comentario