domingo, 20 de septiembre de 2020

¿Qué ver en Oporto?


Una de las ciudad europeas más interesantes sin duda alguna es Oporto. Situada en el noroeste de Portugal, entraña belleza por todas partes, desde sus calles, sus plazas, sus puentes, sus iglesias y como no su río Duero. 

Pero vayamos poco a poco adentrándonos en su ciudad, para lo cual como es lógico recomendamos alojarse en el centro de Oporto, siempre que quisiéramos recorrer a pie todas sus maravillas. Esto lo recomendamos pues se presta para ello.


Puente Dom Luis I


Escapada a Oporto ¿Qué ver?

Si vamos a ver el esplendor de la ciudad con una escapada a Oporto en 3 días nos valdrá la pena. Ahi podrás descubrir por ejemplo:


Día 1: 

-Torre de los Clérigos junto a su popular iglesia

-Estación de San Benito (más de 20.000 azulejos en su interior te llamarán la atención)

-Livraria Lello (Librería situada en el centro histórico de la ciudad de Oporto. Es de las más bellas del mundo y famosa sobre todo por albergar una escena de la película Harry Potter).

-Plaza de la Liberdade (converge el viejo Oporto con la parte nueva)

-Iglesia de San Ildefonso (su exterior te va a sorprender con más de 11.000 azulejos tradicionales).


Día 2:

- Puente Dom Luis I (recomendamos atraversarlo a pie para disfrutar de sus vistas en todo su esplendor) Este puente fue diseñado por el mismo Gustav Eiffel, si el mismo de la Torre Eiffel de París.

- Teleférico de Gaia (una vez atravesado el río puedes disfrutar de este teleférico que puedes utilizar para llegar rápido a nuestro próximo destino).

- Las bodegas de Oporto no se encuentran en la propia ciudad, sino en la otra orilla del Duero, en la zona de Vila Nova de Gaia. Merece la pena acercarse hasta aquí ya no solo por visitar una bodega, sino por contemplar la Ribeira de Oporto desde la otra orilla y dar un bonito paseo bordeando el Duero con sus barcos rabelos atracados.


-Día 3:

- Lago dos Meninos do Passeio Alegre (Una vista increíble río abajo del río Duero. Muy agradable para el entrenamiento al aire libre).

- Fortaleza de San Francisco Javier (Un fuerte qu se construyó en plena guerra de la restauración portuguesa (entre los años 1661 y 1662) con el fin de vigilar las incursiones por mar de las tropas españolas. El nombre popular de Castelo do Queijo (castillo del queso) viene dado que la fortaleza fue construida sobre una gran piedra que tenía la forma de un queso.

- Paseo por las playas de Oporto: (Playa del Castillo del queso, Playa Homem do Leme, Playa do Molhe o Playa de Gondárem), quedan muy cercanas al Castillo del queso, lo que queda muy conveniente, o al menos eso nos pareció a nosotros.

Estás playas tienen bandera azul y esta protegidas por su importancia medioambiental.

- Faro de Felgueiras (un faro especial para disfrutar de las puestas de sol).


En definitiva, Oporto es una ciudad de esas que una vez que visitas te enamoras y vuelves. Recomendamos recorrer sus calle y sobre todo su Río Duero por las dos caras. Algo obligado es atravesar el Puente Dom Luis I, si es posible a pie.

0 comentarios:

Publicar un comentario